Venite a La Paz - Noticias de La Paz Entre Ríos

Germán Castelli, el paceño que deberá juzgar a la ex presidenta.

Se trata de Germán Castelli, un magistrado de bajo perfil que se desarrolló en Buenos Aires e intervino en causas vinculadas a la corrupción y los derechos humanos que le dieron notoriedad en la prensa nacional. Su hermano hoy se desempeña como defensor oficial en la Justicia Federal de Paraná.

Por Federico Malvasio

La causa de corrupción que más expectativas genera en la agenda judicial y política es la que se conoció como la de “los cuadernos de las coimas”. Fue precisamente en ese formato, de cuaderno, en que se plasmó la prueba que inició una investigación en la que se imputó a ex funcionarios, empresarios y dirigentes políticos luego de que el enigmático chofer Oscar Centeno entregara sus anotaciones de años al periodista de La Nación, Diego Cabot; y al fiscal Carlos Stornelli.

La semana pasada la causa fue elevada a juicio por Claudio Bonadío. Se juzgará a un número de relevantes imputados, como la ex presidenta Cristina Kirchner, a quien se la acusa de ser la jefa de una asociación ilícita. El proceso oral y público lo llevará adelante el Tribunal Oral Federal (TOF) N° 7, integrado por Herminio Fernando Canero, Enrique Méndez Signori y Germán Castelli.

Éste último, de 51 años, nació en la norteña ciudad entrerriana de La Paz, aunque su carrera judicial la desarrolló en Buenos Aires.

Fue el juez que el 28 de diciembre de 2011 firmó la sentencia que condenó a los represores de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), entre ellos el almirante Oscar Montes, por el secuestro en 1976 de los curas Orlando Yorio y Francisco Jalics. El hecho se reflotó cuando Jorge Bergoglio se convirtió en Papa. El secuestro de los jesuitas tuvo al ahora Sumo Pontífice en la mira de la Justicia durante un buen tiempo. En rigor, 30 años.

El ex arzobispo de Buenos Aires fue interrogado en carácter de testigo en esa causa en la que no se llegó a imputar. Quien le tomó testimonio fue Castelli. “Fue y es un hecho histórico. Y hoy cobra una relevancia especial porque se trató de quien es el Papa”, contó el juez oportunamente a Página Judicial. En esa causa, los jueces condenaron no sólo al almirante Montes, sino también a Alfredo Astiz, Jorge “el Tigre” Acosta, Antonio Pernías y Ricardo Cavallo, entre otros. Se investigaron violaciones de derechos humanos de 86 víctimas. De ellas, 28 permanecen desaparecidas.

Recorridos y hermanos

El magistrado oriundo de La Paz llegó a integrar el Tribunal Oral Federal N° 5 cuando era juez federal de Morón, cargo que titularizó a los 35 años. Lo convocaron como cuarto juez, suplente, en caso de que uno de los titulares no pudiera seguir en el juicio, cosa que ocurrió cuando se recusó a Oscar Hergot. Aquel tribunal quedó integrado por Castelli, Daniel Obligado y Ricardo Farías.

El año pasado, el Poder Ejecutivo oficializó el traslado de Castelli desde la Cámara Del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 3 de San Martín al TOF N° 7 de la Capital Federal. Castelli pasó a ocupar la vacante que se había generado por el ascenso de Guillermo Yacobucci a la Cámara Federal de Casación Penal.

El 10 de noviembre de 2009, como juez federal de Morón, Castelli ordenó la detención del general de brigada Alfredo Manuel Arrillaga y del mayor Jorge Eduardo Varando acusados por torturas y fusilamientos de atacantes en lo que fue el copamiento del cuartel de La Tablada el 23 y 24 de enero de 1989 por parte de miembros del Movimiento Todos por la Patria. En esa causa tipificó los delitos como de lesa humanidad.

También en diciembre, pero de 2016, el juez paceño ocupó buena parte de los medios nacionales cuando su despacho fue incendiado y parcialmente destruido por desconocidos.

En abril de ese año otro hecho le dio notoriedad: le otorgó la excarcelación a Leonardo Fariña, el primer arrepentido de la corrupción, justamente días antes haber confesado en la causa conocida como “la ruta del dinero K”.

El hermano del juez, Alejandro Castelli, se desempeña actualmente como defensor oficial en la Justicia Federal de Paraná. En la actualidad se hizo cargo de la representación de Luciana Lemos, ex pareja de Daniel “Tavi” Celis en la causa por narcotráfico en el que se juzga al intendente Sergio Varisco. También es el defensor oficial del ex policía provincial Carlos Luis Carvallo en la causa donde se investigan secuestros y torturas contra detenidos políticos en la Comisaría de El Brete durante la última dictadura cívico-militar en Entre Ríos.

Germán y Alejandro realizaron la secundaria en el Colegio Nacional Domingo Faustino Sarmiento de La Paz, ciudad que visitan asiduamente, entre otras cosas porque el juez tiene allí a su familia política. Cursaron sus estudios terciarios en la UBA. Son siete hermanxs. Excepto uno, todos se dedicaron al Derecho. Claudio, uno de los varones, se desempeñó como asesor jurídico en la Unidad de Información Financiera (UIF) y el Banco Central. Se especializó en derecho penal económico, es escritor, poeta y su pluma la ha puesto al servicio de publicaciones periodísticas, filosóficas y literarias. Algún material se puede encontrar en el blog que él mismo edita: Vagos y Derecho. Identificado con el peronismo, se autodefine como un militante. Hace unos meses presentó uno de sus libros en La Paz.

Fuente: Página Política – La Paz Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: